Siempre para los temas del amor, debe existir la congruencia. Esto llamado congruencia es parte importante, ya que si las cosas no tienen lógica cualquiera podría perder la razón en el camino. Así que, para cada acción, hay una reacción.

La semana pasada se preparó una bomba mediática, como se dice en el argot, para la cuarta transformación. El periodista Carlos Loret de Mola, en el canal Latinus por Youtube, menciona la filtración de información con respecto a la salud del presidente entre otros puntos.

El periodista, declara que la información, fue un hackeo del grupo “Guacamaya” en una infiltración a la secretaría de la defensa nacional (SEDENA). Este grupo cibernético no es la primera vez que realiza este tipo de operaciones, ya anteriormente lo ha hecho en otros países de Latinoamérica.

El medio elegido para su difusión fue el espacio de Loret de Mola, donde se encargo de dar la noticia y hacerse perteneciente de una cantidad de terabytes con información clasificada. Al día inmediato, de la difusión de esta noticia, en la conferencia mañanera desde el palacio nacional, el ejecutivo admite estar enfermo y dar credibilidad al información filtrada y presentada por el medio.

Solo como antecedente tenemos casos como “watergate”, que destituyo al presidente Nixón en los años setentas. Más reciente, el caso “wikiLeaks”, donde Julian Assange, por cierto, muy defendido por el presidente Andrés Manuel López Obrador, hace publica información filtrada del gobierno de Estados Unidos y, hoy en día detenido por esta acción. Ahora, un ejemplo más, Edward Snowden, quien extrajo información clasificada también del gobierno norteamericano y por el momento exiliado en Rusia.

En referencia a lo reciente en nuestro país, desde el punto de vista mediático se presentó la oportunidad para hacer historia, si es que la información es veraz. Vienen preguntas inmediatas, ¿por qué no hacer publicas esa cantidad de terabytes de información? ¿Por qué no cumplir con la función de ser el medio de comunicación para hacer llegar lo que se encuentra?

Así que amor, con amor se paga y en este caso el medio de comunicación parece que se sube a una negociación por estar administrando la información que recibió. Ese amor recibido desde la conferencia mañanera, es contestado mandando una señal, de que se tiene más información.

La responsabilidad de un país, se vio en manos de un medio. Que hubiera pasado y se publican íntegros todos esos terabytes de información en diferentes medios nacionales e internacionales, como se ha hecho con otras infiltraciones. Seguramente, hoy estaríamos en diferentes escenarios, una posible crisis económica, situación política muy comprometida y, también con la posibilidad de que no hubiera pasado nada.

Así que el amor, con amor se paga y ahora, el medio tiene la mano en el juego de la negociación mediática.

Posibilidad de más infiltraciones.

En visita en San Luis Potosí, Ricardo Monreal Ávila, senador de la república extiende su inquietud de la posibilidad de más infiltraciones de información de otras dependencias, esto refiriéndose a lo sucedido en SEDENA.

Por otro lado, reafirma su interés de participar internamente en su partido para la elección presidencial en 2024. Sin embargo, no dejó de mencionar que no hay piso parejo, ya que otros interesados ya están difundiendo su imagen sin tener el mayor cuidado en el reglamento electoral.

No hay que perder de vista, que la visita de Ricardo Monreal al estado de Ricardo Gallardo se vuelve clave, ya que San Luis Potosí, esta siendo gobernado por un partido diferente al del gobierno federal y, seguramente no tardará en tomar decisiones.

Por: Daniel Molina @DanMSocial